Pachorra

meme

Leyendo un poco sobre Alejandro Sabella descubres de que no prueba gota de alcohol y tampoco le tira el picante. “No recuerdo haber probado ninguna cosa muy diferente. Voy a lo seguro” Se lo explicaba el propio Sabella a Pablo Hacker y Javier Saúl en el libro que se publico hace unos meses sobre el míster en Argentina. Al Pachorra le gusta la siesta y agarró su primer banquillo como entrenador jefe a la tierna edad de 55 años. Indiana Jones en chándal, los libros de ‘Elige tu propia aventura’ en llamas. Pero si rascas un poco más entiendes que no tiene miedo al cambio. Te lo encuentras aprendiendo a pegarle de zurda en algún colegio de Barrio Norte, en la zona más acomodada de Buenos Aires. “Creo que yo era derecho y como jugaba de diez y casi todos los diez eran zurdos, empecé a patear de zurda todos los días y quedé zurdo” Sigues tirando del hilo y ves un flequillo exuberante animándose a emigrar para pasear clase en el tosco fútbol inglés de los ochenta. Lo seguro en Sabella, el 5-3-2 bien arropadito en defensa, murió anoche. Por el bien de Argentina y Messi esperamos que los próximos partidos sean de pelazo y zurda.

Entonces, hubo un funeral y esperamos que una resurrección gracias a la buena cintura de Sabella. Con Higuaín por delante y Gago por detrás, Messi recordó que sigue siendo letal entre vómitos, juzgados y lesiones. Anticipó el crecimiento que puede sufrir su juego en los próximos partidos y envió unos cuantos memes a la papelera de reciclaje. Bosnia no es el equipo más aplicado del mundo en defensa, no tuvo que costar tanto, pero la tímida soltura de Argentina tras el cambio nos despertó a todos de la primera sesión golfa con aroma a fiasco del Mundial. Gago libera a Messi del penúltimo pase y le acerca al área mientras que Higuaín le allana el camino al gol porque se entienden de memoria. Se vio nítido en el golazo de la Pulga. Si sigues contando, es obligación, con Di María en la idea, las cuentas te van a acabar saliendo.

En su primera rueda de prensa como seleccionador el ordenado Sabella citó a Manuel Belgrano, el patriota argentino que murió en la indigencia pese a haber creado la bandera y defendido la nación en los peores momentos, para pedirle a cada miembro de la albiceleste que se pusiera al servicio del bien común. Anoche, sin tanta pompa,  se aplicó el cuento y le regaló a los argentinos la primera sonrisa.

Deja un comentario

Debes de loguearte para poner un comentario.