Liga BBVA 2011/12: el mejor mediocentro defensivo/organizador

Note: There is a poll embedded within this post, please visit the site to participate in this post’s poll.

Jérémy Toulalan. Vaya por delante que su inoportuna lesión, justo cuando el Málaga afrontaba el tramo más decisivo de lo que ha terminado siendo una exitosa campaña, ha restado en la valoración global del rendimiento del francés pero, con todo, su año ha sido considerablemente brillante. Hasta su lesión, en la víspera de la vigésimo octava jornada, el ex del Lyon lo jugó todo y se erigió como el faro del conjunto malaguista. Antes de sus problemas físicos, tras los que se perdió diez encuentros, lideraba la tabla de recuperadores de balones. Fundamental en el futuro del Málaga.

Sergio Busquets. Continua siendo el paradigma de lo que debe ser un centrocampista de contención. Su temporada ha sido la muestra de que continua en progresión y de que aún no hemos visto todo lo que puede ser capaz de ofrecernos. Sorprendentemente, para la posición que ocupa y lo expuesto que se encuentra, no ve demasiadas amonestaciones (una amarilla cada cuatro partidos). No ha habido nadie por encima de él en su puesto en el Barça de Guardiola.

Xabi Alonso. Su perfil no se corresponde exactamente con el de un centrocampista de contención, su rol en el Real Madrid va más allá. Se le achaca un pobre rendimiento en el tramo final de la temporada, probablemente en la reserva de su estado físico, pero cumplió con creces en el decisivo partido del Camp Nou. Uno de los jugadores de campo con más minutos en sus piernas. Quizá este año hemos disfrutado un poco menos de su magistral desplazamiento en largo. Otro que, ahora mismo y tras el fiasco de Sahin, no tiene sustituto en su equipo.

Gary Medel. Dentro de un año para el olvido en el Sevilla, el rendimiento del dinámico centrocampista chileno ha sido una de las alegrías con las que ha disfrutado el Sánchez Pizjuán. Trabajador infatigable, es siempre un incordio infiltrado en la zona de creación del equipo rival. Excesivamente impetuoso, ha cumplido tres ciclos de amonestaciones. En su haber, sus dos primeros goles como sevillista.

Xavi Hernández. Su estado físico, algo precario en ciertos tramos de la temporada, obligó a Guardiola a dosificar los minutos del egarense al milímetro. Pese a ello, cuando jugó siguió haciendo gala de su regularidad habitual. Nadie en la Liga recibe y suministra tantos balones como él. Incluso esta temporada se ha descubierto como uno de los goleadores del equipo, con un total de diez tantos. Su juego sigue pesando muchísimo.

Patxi Puñal. Sin hacer ruido, enfundado en la escasamente llamativa zamarra osasunista, el eterno capitán navarro ha vuelto a demostrar que es insustituible en su equipo y que es, probablemente, uno de los futbolistas más regulares del campeonato. Los únicos encuentros que se ha perdido han sido por sanción. Es el alma de un equipo que ha sorprendido estando a punto de colarse en Europa. A punto de cumplir los treinta y siete.

Javi Fuego. Otro centrocampista de perfil similar al del navarro. En un equipo de la zona baja como el Rayo Vallecano, ahí donde las cámaras rara vez enfocan, el centrocampista asturiano ha ejercido un papel fundamental en la salvación rayista. Se perdió cinco partidos en la recta final del torneo… y el Rayo encajó cinco derrotas consecutivas que a punto estuvieron de costar un disgusto inesperado. Recupera tantos balones como los que más (es el quinto en el ranking liguero) y ya ha llamado la atención, después de toda una carrera en Segunda, de equipos de mayores aspiraciones que el vallecano.

Deja un comentario

Debes de loguearte para poner un comentario.