Sierra Nevada aloja la copa del mundo de Freestyle Sky y Snowboard. Estaremos Alli

Del 18 al 26 de marzo se celebrará en Granada la Superfinal de la Copa del Mundo de Snowboard y Freestyle 2013.  El gran evento tendrá lugar en las pistas de competición de Sierra Nevada y citará a los 550 mejores especialistas mundiales de las disciplinas más espectaculares del circo blanco.

La Final de la Copa del Mundo pondrá en el centro del universo del freestyle y el snowboard al Superparque Sulayr con su instalación estrella: el half pipe permanente más grande de España, que ya fue probado con éxito la temporada pasada en los Mundiales Junior de Snowboard celebrados en la estación granadina.

Las finales de la Copa del Mundo de Snowboard y Freestyle Ski, que se disputarán en Sierra Nevada del 20 al 27 de marzo próximo, apenas tendrán incidencia en el área esquiable de la estación, una vez cerrados los trazados de competición entre la organización de las pruebas y la Federación Internacional de Esquí (FIS).

La estación consigue así de uno de los objetivos que se marcó para la organización de estas finales: hacer compatible el esquí comercial con la alta competición, hacer accesible el espectáculo de la Copa del Mundo al público sin afectara su jornada de esquí o snowboard. Para ello, las ocho finales se disputarán en cinco escenarios que acabarán en tres áreas de meta, unos circuitos a las que los usuarios de la estación podrán acceder sin dificultad, que no implicarán la interrupción de pistas significativas y que se irán desmontando a medida que vayan acabando carreras.

DESCARGA DEL DOSSIER

Tanto es así que la superficie ocupada por la Copa del Mundo apenas alcanza el 5 por ciento de los kilómetros esquiables de Sierra Nevada, casi toda –salvo la pista Visera- en el área de la Loma de Dílar, de hecho, siete de las ocho finales de Superfinal de Copa del Mundo de Snowboard y Freestyle se celebran allí, en el snowpark Sulayr de Loma de Dílar. Serán las finales de halfpipe (de snowboard y freestyle ski), que tiene una meta propia; las de slopestyle (de snowboard y freestyle ski), skicross y snowboardcross (que comparten prácticamente el mismo escenario) y snowboard gigante paralelo, que disfrutan del mismo área de meta La octava final, la de baches dual, se disputará en la pista Visera, con salida en el radiotelescopio y llegada a la meta en Borreguiles.

Los responsables del snowpark mantendrán cuatro de los ocho sectores del Sulayr ‘comercial’, añadirán uno de nueva construcción junto al telesilla Loma de Dílar y junto a este habilitarán una pista comercial de skicross.Los usuarios con forfait podrán acceder a los escenarios de competición sin restricciones; para quienes sólo quieran ver las finales sin esquiar la organización creará productos especiales para la Copa del Mundo.

Half Pipe:

Se desarrolla en una pista de poca pendiente con nieve acondicionada en forma de semi tubo bastante inclinado en sus flancos. Los participantes realizan una serie de saltos, acrobacias y maniobras en el Halfpipe, yendo de lado a lado y elevándose los por los bordes del tubo, juzgándose dichas maniobras según el grado de la dificultad y de ejecución.

Slalom Paralelo:

Dos corredores compiten a la vez, por un recorrido de puertas (más cerrado que el Gigante), pasando el ganador a la ronda siguiente.

Slalom Gigante Paralelo:

El slalom paralelo permite a los corredores afrontar el recorrido en paralelo, con dos competidores bajando a la vez.  Antes ha habido una manga de clasificación donde los 16 mejores corredores se enlazan por parejas comenzando así las eliminatorias, pasando el ganador a la ronda siguiente, hasta proclamarse el vencedor.

Snowboard Cross:

Los corredores hacen la salida conjunta en grupos de cuatro en una pista sinuosa especialmente construida para el Snowboard que incluye vueltas, saltos, ondas y la nieve acondicionada. Eliminándose entre ellos, pasando los mejores a la siguiente ronda

Calendario finales:

  • 20 marzo: Final Eslalon Girante Paralelo GS Snowboard (Loma de Dílar).
  • 21 marzo: Final de Snowboardcross (Loma de Dílar).
  • 22 marzo: Final de Moguls (Baches) de Freestyle Ski (Borreguiles).
  • 23 de marzo: Final de Slopestyle de Freestyle Ski (Loma de Dílar).
  • 24 de marzo: Final de Skicross de Freestyle Ski(Loma de Dílar).
  • 25 de marzo: Final de Halfpipe de Freestyle Ski (Loma de Dílar).
  • 26 de marzo: Final de Slopestyle de Snowboard (Loma de Dílar).
  • 27 de marzo: Final de Halfpipe de Snowboard (Loma de Dílar).

En blog de deportes hemos sido acreditados en la zona de prensa del evento para rodar escenas aereas del mismo a traves de uno de nuestros cuadricópteros preparados para este tipo de grabaciones deportivas en directo.

En este caso, acudiremos con un DJI PHANTOM, equipado con una cámara GO PRO con estabilización de imagen, con ella grabaremos imágenes del evento que mas tarde serán compartidas por la organización. Os las mostraremos

Hemos de resaltar los buenos resultados de grabacion de video de alta resolución que proporciona la combinacion PHANTOM/GO PRO. Como muestra os dejamos un video realizado de la misma forma que lo haremos nosotros

Un 7 de leyenda

Si el defensa me daba un codazo, necesariamente debía de responderle con dos‘. Así era el carácter y la personalidad de Dani Ruiz Bazán, santo y seña del Athletic Club dominador de mediados de los años ochenta, emblema para toda una generación de aficionados rojiblancos. Un rectilíneo siete recortado en fieltro y cosido a mano en la espalda de una vieja y descolorida camiseta rojiblanca de algodón. Es mi primer recuerdo futbolístico cien por cien nítido y palpable. Poco después, se agolpan en mi memoria las imágenes de la gabarra, del doblete, de un alborozo colectivo que yo no alcanzaba a comprender muy bien. Eran años felices para el Athletic. Años de éxitos deportivos, de necesidad de reivindicar una muy concreta identidad social habitualmente lacerada durante aquella época. Bilbao entero era del Athletic. Muchos éramos de Dani, el capitán, el futbolista que los niños queríamos ser.

Al punta de Sopuerta lo apodaban ‘el guerrillero’, por su carácter luchador y su facilidad para aprovecharse de las múltiples emboscadas que su gran inteligencia sobre el verde le ayudaba a disponer en las áreas rivales. No era tarea cómoda enfrentarse a él. Mi torpe e interesado recuerdo infantil lo dibuja como un futbolista de mucha presencia y continua batalla. Un jugador de raza y de marcado carácter y con una especialísima relación con el gol gracias a su oportunismo y a un excelso, pese a su escasa altura, remate de cabeza. Alguien con el que un niño podía identificarse fácilmente. Sus enconados duelos con el sevillista San José o con José Antonio Camacho, el maldito penalti fallado en la final de Copa del 77 ante el Betis o el histórico gol al Real Madrid que valió por toda una Liga por el goal-average final a favor de los bilbaínos dibujan la trayectoria de un futbolista icónico y al que ningún aficionado rojiblanco debería olvidar.

Ya han pasado más de treinta años desde las últimas carreras de Dani, el mítico ‘7’ del Athletic, sobre el césped de San Mamés. Los que descubrimos el fútbol de su mano ya peinamos canas, criamos hijos y hemos dejado de idolatrar futbolistas porque ya no queremos parecernos a ellos. Por eso, de vez en cuando necesitamos hacer estos ejercicios de nostalgia, como particular homenaje a quienes nos hicieron soñar de niños. Para muchos, la figura de Dani será tan desconocida como la de cualquier futbolista semianónimo de mediados del siglo pasado. Pero el tercer máximo goleador de la historia del club vizcaíno, tras los míticos Zarra y Bata y pese a no haber jugado nunca como delantero centro, tiene un hueco indiscutible en la memoria de los que descubrimos el fútbol en aquella época de camisetas remangadas hasta el límite y calzones ceñidos a medio muslo. Eran los años en los que un tío de metro setenta pelado podía pelear balones aéreos con los más avezados y corpulentos centrales hasta convertirse en leyenda. Los años en los que tus vecinos ganaban ligas y podías encontrártelos paseando cómodamente por Rodríguez Arias. El fútbol era más humano, más cercano. Más terrenal y menos perfecto. Sus protagonistas, también.

La interminable regeneración milanista

Abbiati, Abate, Nesta, Thiago Silva, Antonini, Gattuso, Ambrosini, Seedorf, Boateng, Ibrahimovic y Pato. A grandes rasgos, el último gran once del AC Milan o, para ser más precisos, el último once milanista que consiguió alzarse con un título no era en absoluto un mal equipo. Veterano pero con dosis de juventud, sólido en defensa y resolutivo en ataque, el Milan 2010/11 conquistó el Scudetto con las aportaciones extraordinarias de jugadores de banquillo como van Bommel, Robinho o Cassano. Sin embargo, aquella plantilla que, dirigida por Massimiliano Allegri logró conseguir el último título de las vitrinas de la Via Aldo Rossi ofrecía ya claros síntomas de deterioro y de necesidad de aire fresco en sus pasillos. El propio técnico advirtió de la conveniencia de renovar mobiliario en la temporada siguiente al título, cuando, con un equipo muy similar al de la temporada anterior, apenas pudo resistir al empuje de la renovada Juventus de Antonio Conte. Han pasado desde entonces seis temporadas. Seis veranos y seis oportunidades de rearmar un equipo cuyo triste y paquidérmico deambular a lo largo del siglo XXI no hace honor a la gloria que engarza las vitrinas de la Casa Milan.

Cada año transcurrido desde que Allegri alertase sobre la fecha de caducidad del último Milan dominador en Italia fue una oportunidad desperdiciada. El desfile de futbolistas ha sido una constante en todos estos años, nadie puede afirmar que el club rossonero haya eludido su obligación de renovar su envejecida plantilla porque el caótico ir y venir de futbolistas ha sido prácticamente continuo. Deshacerse de todos aquellos jugadores acomodados ya en el tramo final de sus respectivas carreras era el primer y necesario paso a dar. Así, fueron saliendo futbolistas sobrecargados de gloria añeja pero incapaces de reconducir el rumbo de un equipo que se alejaba de sus objetivos temporada tras temporada. La imprescindible condición de dejar salir antes de entrar, estaba cumplida. Faltaba lo más complejo, la tarea que exigía de una mayor minuciosidad y planificación: rearmar el equipo.

Pero la operación de rearme se encontró con un obstáculo inesperado. El viejo dinosaurio milanista no deslumbraba como antaño a las grandes figuras futbolísticas del momento. Milán había dejado de ser una plaza apetecible a fuerza de perder prestigio. En el nuevo mercado futbolístico, implantado sobre todo desde la llegada de las grandes fortunas de Oriente al fútbol europeo, el Milan ya no se encontraba en condiciones de competir frente a las grandes fortunas del continente. Además, la entidad por entonces aún presidida por Silvio Berlusconi ya no era capaz de ofrecer proyectos deportivos atractivos y ambiciosos con los que convencer a sus objetivos en el mercado de la idoneidad de aceptar el reto de devolver la gloria a San Siro. La política de contrataciones rossonera dio un obligado giro radical. Sin acabar de decidirse entre el cortoplacismo y la previsión a largo plazo. Se pasó de firmar a los principales futbolistas del momento a optar por una política de forzada austeridad, basada en la contratación de supuestas jóvenes figuras en ciernes y descartes de los grandes equipos europeos. En el grupo de los primeros llegaron a lo largo de los últimos años futbolistas como Andrea Poli, Mario Balotelli, Stephan El Shaarawy, Andrea Bertolacci o Gerard Deulofeu. En el segundo, en el de los veteranos venidos a menos, el nicho de mercado en el que el Milan se ha movido con mayor soltura en estas últimas campañas, la nómina de de futbolistas en plantilla aumentó con jugadores tan variopintos como Michael Essien, Adil Rami, Keisuke Honda, Philippe Mexès, Nigel de Jong, Giampaolo Pazzini, Fernando Torres, Alex, Jérémy Ménez o Luiz Adriano… y así una interminable retahíla para poner de manifiesto una política de contrataciones tan errática como ineficaz.

El nuevo consejo de administración milanista, constituido meses atrás tras la venta del club por parte de Fininvest al grupo empresarial Rossoneri Sport Investment Lux (conglomerado empresarial chino liderado por el nuevo presidente milanista Yonghong Li) ha firmado su tarjeta de llegada con la temprana contratación de Mateo Musacchio, Ricardo Rodríguez, Franck Kessié y André Silva, cuatro futbolistas que superan ya los cien millones de euros de inversión y que parecen tan solo la primera avanzadilla de los refuerzos que están por venir de cara a la temporada 2017/18.

No es la primera vez que el Milan se ve obligado a someterse a una operación de regeneración profunda. De hecho, históricamente es un club bastante habituado a este tipo de maniobras. Lo hizo en la década de los años cincuenta de la mano del tridente sueco (Gren-Nordahl-Liedholm), tras casi treinta años sin ganar un solo título, y lo repitió a mediados de la década de los ochenta, recuperándose del Totonero para construir el Milan más poderoso que se recuerda. Con semejantes precedentes, levantarse y volver a ser grande no debería suponer ningún obstáculo insalvable, siempre que se empleen las herramientas necesarias para acometer la regeneración. Aunque sea sin Donnarumma.

Los 9 goles de Marco Asensio en el Real Madrid

Dentro de los jugadores que durante el semestre han destacado sin lugar a dudas se encuentra el futbolista Marco Asensio, quien en la actualidad juega en el Real Madrid de España, en donde ha pesar de no ser titular del conjunto dirigido por Zinedine Zidane ha logrado anotar varios goles.

Es precisamente por ello que en el vídeo que verás arriba podrás disfrutar de los 9 goles que Marco Asensio ha conseguido en el Real Madrid, varios de ellos de muy buena manufactura y que con los cuales ha logrado conseguir varios puntos importantes para el conjunto blanco.

Esta entrada Los 9 goles de Marco Asensio en el Real Madrid es contenido del blog Blog de Deporte.

Las mejores jugadas y asistencias de Marco Asensio

Uno de los jugadore revelaciones de los últimos años en el fútbol de España sin lugar a dudas es Marco Asensio, quien gracias a su talento es uno de los jugadores a los cuales Zinedine Zidane le ha dado oportunidad para jugar en el primer equipo del Real Madrid, además de ser uno de los capitanes de la selección U21 de España.

Se trata de un mediocampista que tiene la capacidad de ser muy asistencista, ya que gracias a su visión de juego consigue colocar a los delanteros en las mejores posiciones para anotar goles. Así que en el vídeo de arriba podrás disfrutar de las mejores jugadas y asistencias de Marco Asensio y todo lo que debes conocer.

Esta entrada Las mejores jugadas y asistencias de Marco Asensio es contenido del blog Blog de Deporte.

Nodcast: este episodio te va a defaudar

La Libreta de Van Gaal compara lo que se ha dicho esta semana en la prensa sobre la denuncia a Cristiano Ronaldo y lo que se dijo en 2013 con Leo Messi.

Artistas invitados (por orden de aparición): Paco García Caridad, Luis Enrique Martínez, Quim Doménech, José Ramón de la Morena, Ramón Besa, Josep Pedrerol, Álvaro Benito, Hugo ‘Loco’ Gatti, Lluís Mascaró, Albert Luque, Tomás Roncero, Irene Junquera, Eduardo Inda, Pedro Pablo San Martín, Gerard Piqué, Ángel García Muñiz, Juanma Castaño, Tomás Guasch, Emilio Pérez de Rozas, Ernest Folch, Aitor Gómez, Pablo Juanarena, Florentino Pérez, Emilio Contreras, Miguel Serrano.

Fuentes: El larguero (Cadena Ser), El transistor (Onda Cero), El chiringuito (Mega), Punto pelota (Intereconomía TV), El partidazo de Cope, A diario (Radio Marca).

Banda sonora:
· ‘Money‘, Pink Floyd (‘The Dark Side of the Moon’, 1973).
· ‘Success Story‘, The Who (‘The Who by Numbers’, 1975).
· ‘Taxman‘, The Beatles (‘Revolver’, 1966).
· ‘Money‘, The Sonics (‘Here are the Sonics’, 1965).

Suscríbete al #Nodcast a través de iTunes o iVoox, con nuevos episodios cada lunes. Puedes escucharlos desde un día antes en la web de Spainmedia Radio.

Encontrarás aquí todos los episodios publicados hasta ahora. Y aquí, la lista de Spotify con su heterogénea banda sonora.

Los mejores dribles de Neymar

En el mundo de hoy en día existen muchos jugadores que realmente son muy desiquilibrantes, varios de ellos son muy buenos en sus equipos quienes son buenos en dribles, uno de ellos es el futbolista brasileño Neymar, quien ha logrado gracias a sus regates y gambetas convertirse en uno de los mejores en este tipo de juego.

El jugador del FC Barcelona ha logrado gracias a sus dribles ser uno de mejores jugadores del mundo. Así que en vídeo que verás a continuación podrás observar un poco más de los mejores regates y quiebres que Neymar ha realizado en los últimos años de carrera.

Esta entrada Los mejores dribles de Neymar es contenido del blog Blog de Deporte.

Veinte camisetas de Adidas en Chamartín (II)


De la mano de Bernd Schuster, que venía a representar la mano de hierro que en su habitual ciclotimia banquillera demandaba el club por aquel entonces, Ramón Calderón acometió la segunda fase de su operación de saneamiento de la plantilla. Dejaron la casa jugadores como Roberto Carlos, David Beckham, Iván Helguera o Jonathan Woodgate y se incorporó un contingente de clase media bastante considerable con los Dudek, Saviola, Drenthe, Metzelder o Heinze, amén de las dos grandes contrataciones de la temporada, Arjen Robben y Wesley Sneijder. Adidas elaboró para la ocasión una camiseta con ribetes en morado en la que, por primera vez, lucía el logo de Bwin, el nuevo patrocinador principal. Cuidado: la Liga de los once goles de Robinho.


El fracaso de Schuster representado en una camiseta que de nuevo, ¿casualidad?, recuperaba el color negro para los ribetes. La eurochapuza con Huntelaar, el fiasco de van der Vaart y las siestas de Faubert. Varapalo copero sin paliativos ante el Real Unión en el choque del infausto desplome de Rubén de la Red. Esta misma temporada, además de la camiseta de reserva en color azul, se utilizó otra íntegramente negra y con la bandera nacional bordada en el pecho para los partidos europeos. Fueron pocos, chorreo en Anfield mediante.


El gran retorno de Florentino que vino acompañado de otro nuevo golpe de chequera para tratar de enderezar el rumbo de un club que amenazaba zozobra y dilapidaba su iamgen después de las recientes experiencias presidenciales. Llegaron Kaká, Benzema, Xabi Alonso, Arbeloa y, por fin, el deseado Cristiano Ronaldo. Por encima de todo, será el año del Alcorconazo. La mayor vergüenza en la historia reciente del madridismo. La camiseta incluía, como gran novedad, la incorporación del color amarillo en los remaches, preludio del desfile de extrafalarios colores que estaba por venir.


Se inicia la era Mourinho con la firme intención de recuperar el prestigio desperdiciado por Europa. Adidas recupera los tonos morados para rematar una camiseta sencilla, de corte clásico, sin cuello. Cuarenta y un goles en Liga para un estratosférico Cristiano. La cabalgada de Bale descarrilando a Bartra por la banda de Mestalla para dar su primer título a José. La segunda camiseta combinó el negro predominante con… el verde pistacho.


Los segundos años de Mourinho siempre son los buenos y Adidas decidió prepararse para el éxito incorporando el dorado, símbolo del triunfo, a la camiseta blanca. Un resultado muy mejorable desde un punto de vista meramente estético. La premonición cromática se cumplió con la primera Liga desde el año 2008 y el fin de la hegemonía del barça de Guardiola. Llega un nuevo ídolo: Fábio Coentrão.


La temporada 2012/13 inauguró la algarabía de color que ha predominado hasta nuestros días en las segundas equipaciones madridistas. De entrada, fue este inaudito color verde botella el que se empleó en la camiseta reserva utilizada en los partidos europeos, fundamentalmente. No se han visto muchas desde entonces en las gradas del Bernabéu, síntoma de que no logró cuajar del todo entre la afición merengue.


Un año después del verde botella, Adidas traspasó la raya del buen gusto con una camiseta íntegramente naranja. ‘Parecemos el Valencia‘, fue el comentario más escuchado entre los sectores más críticos con la nueva indumentaria. Lo cierto es que la utilización de un color tan ajeno a la causa y la esencia madridista como el anaranjado no cayó de pie entre los aficionados. Más allá de su particular extravagancia y su notable vistosidad, es un diseño que no pasará a la historia entre los más celebrados. Entra Fly Emirates como patrocinador principal.


Tras el naranja llegó el rosa. Esta vez sí, una camiseta muy celebrada en general por el madridismo, especialmente entre la facción femenina. A día de hoy se ven muchas en el graderío, síntoma de una camiseta que perdurará en el recuerdo. Quizá el último gran éxito de ventas de Adidas en la Megastore de Padre Damián.


Si estrambótico fue lo del naranja, no menos lo fue lo del gris vigoreux del año del adiós de Benítez y la llegada de Zidane al banquillo. Rematada en amarillo, la camiseta, que algunos asimilaron a un pijama, no terminó de calar. Sí lo hizo, en cambio, la primera y sencilla equipación, rematada en un discreto color gris en las tradicionales franjas de Adidas.


La temporada recientemente concluida trajo consigo una de las más grandes sorpresas de los últimos años en lo que a equipaciones se refiere. El Real Madrid rescataba del baúl de los recuerdos aquel color violeta que ancla sus raíces en el imaginario madridista de Zanussi y la década de los ochenta, para goce de toda una generación de madridistas que deambulan pesadumbrosos por los cuarenta y pico. Celebradísima camiseta que, a buen seguro, acabará convertida en un clásico y codiciada pieza de coleccionismo dentro de una década.

Veinte camisetas de Adidas en Chamartín (I)

El calendario futbolístico veraniego tiene sus días marcados en rojo. En espera de empresas mayores, el aficionado busca entretenimiento que sacie su apetito de fútbol en los rumores de fichajes, las presentaciones multitudinarias, el reparto de dorsales y, desde luego, la puesta de largo de las nuevas equipaciones. Aún recuerdo los años pre-Internet en los que la incógnita se mantenía hasta el mismísimo momento en el que los jugadores saltaban al campo de entrenamiento a hacerse la primera foto oficial de la nueva temporada. No había filtraciones que aliviasen la espera y descorcharan la sorpresa antes de tiempo. Hoy, con cientos de miles de aficionados de todo el mundo jugando a descubrir el secreto, los clubes y las marcas deportivas se ven obligados a precipitar las presentaciones de sus nuevas indumentarias antes de que la novedad se quede en nada. Ya no hay que esperar hasta finales de julio para conocer el diseño que se lucirá en la siguiente campaña y hay quien incluso ha llegado a estrenar equipación en el último partido de la temporada, como quien pone el caramelo en la boca a los aficionados.

Ayer se conocieron de manera oficial, porque extraoficialmente ya las conocíamos desde semanas atrás, las nuevas equipaciones que Adidas ha diseñado para el Real Madrid de cara a la temporada 2017/18. Es un buen aperitivo con el que entretenerse mientras hacemos tiempo a que lleguen los platos principales a la mesa esto de las nuevas camisetas. Genera críticas y alabanzas, fomenta el debate, nos ayuda en nuestros ejercicios de memoria (¿recuerdas la tercera camiseta de la temporada 2004/05?). Todo ello, con veinte temporadas ya de Adidas como proveedor oficial del Real Madrid.


Todo arrancó en 1998. Después de cuatro temporadas paseando los colores de la ilicitana Kelme por el continente, el gigante alemán captó enseguida el interés comercial en asociar su marca a la imagen de un renacido Real Madrid que volvía, tres décadas después, a reinar en Europa. Hierro, Raúl y Redondo luciendo un camisón de raso, de corte holgado, como marcaban los cánones estéticos de la época. Un blanco brillante, nuclear, casi cegador.


La primera camiseta realmente icónica de la era Adidas. La de Fernando Redondo inventándose una jugada digna del mejor extremo izquierdo de la historia del fútbol ante el Stretford End de Old Trafford. La de París. La del tres a cero al Valencia y la Octava para las vitrinas. Y también la primera camiseta en color íntegramente negro utilizada por los madridistas. Hoy, y por su marcado simbolismo, pieza ineludible de coleccionista.


Consciente de que el merchandising futbolístico empezaba a agitarse como nunca antes lo había hecho, Adidas comenzó a jugar con los colores atípicos en las camisetas secundarias del club. La primera de todas fue la camiseta de color celeste empleada como tercera equipación en aquella misma temporada 1999-00, todo un éxito de ventas, tal vez por lo inusual del colorido en Chamartín.


Los últimos coletazos de la mítica ‘Teka‘ como patrocinador del Real Madrid chapotearon sobre una camiseta en la que el blanco ya no era tan impoluto. Aderezada con tonos grises y azules en los laterales, fue la primera que lució Luis Figo como madridista. También se recuerda la estampa de Geremi, Flavio Conceiçao o Pedro Munitis, pero eso es ya otra historia.


Con motivo de la celebración del centenario de la fundación de la institución, Adidas quiso tener un gesto especial con un evidente guiño al pasado. Así, se sacó de la manga la camiseta más blanca, pulcra, simple y, al mismo tiempo, representativa del club que se recuerda en la era moderna. Nada entorpecía la percepción del blanco a excepción del pequeño logo colocado sobre la manga izquierda rememorando los cien años de historia. Fue, además, el año de la llegada de Zidane.


Adidas tuvo que trabajar doble en el año del centenario blanco. La segunda mitad de la campaña, el equipo volvió a los esquemas tradicionales en cuanto a vestimenta y retiró para siempre la simbólica camiseta del centenario. Optó por una camiseta sencilla, un modelo básico que respetase la esencia que tan bien había representado la edición especial conmemorativa, al que en los partidos domésticos añadió el logotipo de la, por entonces aún en desarrollo y promoción, nueva página web madridista. Blanca impoluta y con apenas las tres rayas de la firma alemana en las mangas. Fue también la camiseta de la Novena y del inolvidable golazo de Zizou en Hampden, aunque en versión ‘limpia’ de publicidad.


Entra Siemens para dar la bienvenida a Ronaldo y Los Galácticos de Florentino. Una camiseta que recogía el testigo de la de la “media campaña” anterior y que aún exhibía el logotipo del centenario en la manga. Fue la Liga del sprint final ante la Real Sociedad de Denoueix… y de la despedida de Vicente del Bosque, ahogado entre la modernidad que trataba de implantarse en el club y justo, precisamente, una semana más tarde del anuncio de la contratación de David Beckham, en el verano de 2003.


Adidas rescató, después de muchos años, el color morado para las equipaciones secundarias del club. En este caso, ideó una tercera equipación, escasamente utilizada en competición, de diseño reversible y con el icónico color de la franja del escudo (en errónea representación del blasón de Castilla).


La modernidad de la mano de Carlos Queiroz. El Madrid de la nueva era agotado con la pretemporada asiática y ensimismado con las galopadas de Ronaldo, las ruletas de Zizou y las bananas de Becks. Adidas opta por desterrar el habitual azulado de los ribetes y detalles de la primera equipación y sustituirlo por el negro, color también de la segunda equipación, premonitorio de lo funesto de una temporada que acabaría en blanco y comenzaría a poner a Florentino contra las cuerdas. Sus propias cuerdas.


Siemens amenazaba quiebra y BenQ, compañía taiwanesa adquirente de la división de telefonía móvil de la tecnológica alemana, comenzó a aparecer como firma asociada al patrocinador principal de la camiseta. Lo que se esperaba fuese una era de renacimiento de la mano del megalómano Ramón Calderón y de una profunda renovación de la plantilla acabó en un nuevo fiasco europeo. Los 31 goles de Ruud van Nistelrooy, fichaje estrella de la temporada junto a Fabio Cannavaro, fueron suficientes, eso sí, para conquistar la Liga.


De nuevo aparece el color morado y de nuevo lo hace en una tercera equipación. Como si a Adidas le pesase en la conciencia dar tanto protagonismo al por entonces ya habitual color negro en las equipaciones de reserva. Si alguien recuerda algún partido oficial en la que el equipo utilizase esta tercera equipación morada, por favor, que nos lo haga saber.

Los mediocampistas del Real Madrid campeón

El Real Madrid recientemente se coronó como campeón de la Liga de España y también de la UEFA Champions League 2017, al vencer en la gran final a la Juventus por una marcador contundente, es por ello que existen varios elementos para que el cuadro dirigido por el entrenador francés Zinedine Zidane haya sido el ganador de ambos cetros y uno de esos pilares fue su medio campo.

En el medio terreno de juego contaba con piezas bastante claves como el español Isco, el croata Luca Modric, además del alemán Tony Kroos, el colombiano James Rodríguez, y el español Marco Asensio, quienes le dieron el equilibrio necesario para que el Real Madrid fuera el campeón de Europa y de España.

Esta entrada Los mediocampistas del Real Madrid campeón es contenido del blog Blog de Deporte.

Nodcast: La Juventus era una ‘bacalada’

Una semana más, DDF te trae el #Nodcast de La Libreta de Van Gaal, esta semana con lo mejor (?) que se dijo tras la final de la Champions League entre Juventus y Real Madrid, en Cardiff.

Artistas invitados (por orden de aparición): Susana Guasch, Josep Pedrerol, Paco García Caridad, Alfredo Martínez, Sique Rodríguez, José Joaquín Brotons, Juanma Castaño, Siro López, Tomás Guasch, Felipe del Campo (coros), Santiago Segurola, Pipi Estrada, Manolo Lama, Jordi Marti, Iñako Díaz-Guerra, Pablo Juanarena, José Antonio Martín Otín ‘Petón’, Paco Buyo, José Antonio Abellán, Ramón García, Eleonora Giovio, Zinedine Zidane, Roberto Gómez, Tomás Roncero, Julio Pulido, Iñigo Markínez, Antonio Romero, Manuel Esteban ‘Manolete’, Paco Jémez, Frédéric Hermel, David Sánchez, Diego Torres, Quim Domènech, Antonio Sanz, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Florentino Pérez, Manu Carreño, Mario Torrejón, Alfredo Duro, locutor de la BBC.

Fuentes: Champions total (Atresmedia), El transistor (Onda Cero), El larguero (Cadena Ser), Estudio estadio (Teledeporte), Tiempo de juego (Cope), El partidazo de Cope, BeIN Sports, T4 (Radio Marca), A diario (Radio Marca), El chiringuito de jugones (Mega), La Jungla 4.0 (Radio 4G), Tu diràs (RAC1), Ninja warrior (Antena 3), BBC.

Banda sonora:
· ‘If You Tolerate This Your Children Will Be Next‘, Manic Street Preachers (‘This Is My Truth Tell Me Yours’, 1998).
· ‘These Boots Are Made for Walkin’‘, Nancy Sinatra (1966).

Suscríbete al #Nodcast a través de iTunes o iVoox, con nuevos episodios cada lunes. Puedes escucharlos desde un día antes en la web de Spainmedia Radio.

Encontrarás aquí todos los episodios publicados hasta ahora. Y aquí, la lista de Spotify con su heterogénea banda sonora.